dehesa grande carniceria franquiciada salamanca

Dehesa Grande finaliza el año con la apertura de una nueva carnicería franquiciada en Salamanca

Dic 4, 2019 | Notas de prensa, Noticias Dehesa Grande

Dehesa Grande, cooperativa salmantina de vacuno de carne, prosigue su expansión nacional en este año con la apertura de una nueva carnicería franquiciada ubicada en Salamanca capital. Concretamente, la tienda, que ya está abierta y que ha creado cuatro nuevos puestos de trabajo, está en la Cuesta del Carmen, 24, y dispone de unas instalaciones con una superficie de ventas de 75 metros cuadrados, donde se ubican los habituales productos de carnicería y charcutería procedentes de la cooperativa Dehesa Grande, quiénes aportan la mejor carne de vacuno y cerdo ibérico de animales exclusivamente criados en dehesa de Salamanca ubicada en la zona Oeste de Salamanca.

dehesa grande carniceria franquiciada salamanca

“Con estas aperturas se hace visible el esfuerzo de la cooperativa por proporcionar al consumidor un producto de calidad y de la tierra”, señala el gerente de Dehesa Grande, Octavio Gonzalo.

dehesa grande carniceria franquiciada salamanca

En la actualidad las franquiciadas de la cooperativa están ubicadas en Madrid, Zamora, Salamanca, con cuatro establecimientos, Badajoz, Alcoy y Terrassa.

Un negocio con nombre

Las carnicerías Dehesa Grande es un modelo de negocio en la que imagen corporativa representa un papel importante, pues Dehesa Grande es la central de compras y el principal proveedor de todos sus establecimientos franquiciados.

La cooperativa salmantina ofrece la posibilidad de montar una carnicería franquiciada bajo la imagen de marca de Dehesa Grande, lo que aporta al negocio una imagen de grupo bajo una gran marca de calidad, con una alta capacidad de distribución nacional y una amplia variedad de productos que se adaptan a la zona de actuación de cada carnicería y que están certificados.

En este sentido la ideología de la cooperativa es la de cerrar el ciclo de vida de producto mediante el método “Ciclo Cerrado de Producción”. Así se consigue eliminar los máximos intermediarios para que tanto el margen de los franquiciados como el precio de compra de los clientes sea el más competitivo del mercado.

Entradas relacionadas